Vanessa

Estas dos fotos fueron tomadas exactamente el mismo día… Con un año de diferencia entre ambas.

Las separan meses de pruebas. Un diagnóstico. Mucho dolor. Operaciones. Quimioterapia. Pérdida de tu imagen, de tu físico, de tu mente…

Durante todos estos meses he escuchado mucho aquello de «eres una valiente, eres muy fuerte».

Pero yo me sentía una cobarde, una débil…

Suelo decir que a mi el cáncer no me ha cambiado. Realmente siento que es así. Los que me conocen saben que soy la misma.

Entonces ¿para qué me ha pasado todo esto? Porque dicen que estas cosas pasan para algo. Que estas cosas te cambian.

He luchado para seguir siendo la misma que era. Para volver a ser aquella que hace el pino y el pino-puente a la orilla del mar, la que patina con su hija, la que se pone de portera, la que echa una carrera con sus hijos. He luchado para poder volver a mi trabajo y seguir siendo la que era. He luchado por seguir siendo la misma.

Porque si a mi me gusta como soy., si la gente a la que quiero ya me quiere así, tal y como soy ¿por qué tendría que haber cambiado?

 

A %d blogueros les gusta esto: