Susana, 42 años,Alcoy.

En noviembre de 2016 me diagnosticaron cáncer de mama. Cuando me confirmaron la enfermedad no sabía como reaccionar y mi primera pregunta fue ¿tiene cura?. Mi cirujana me dijo «Si, tiene cura» y justo en ese momento mi pensamiento se fue a mi hija, que en ese momento tenía 13 años. Dios, ¿cómo le decía que tenía cáncer? y si os digo una cosa, fue menos dramático de lo que pensaba. Y desde ese momento, con ayuda de mi marido, hija, madre y hermanas cogí al toro por los cuernos y empecé a luchar. Recibí 6 sesiones de quimioterapia. En esos días conocí a gente maravillosa, mi oncóloga, las enfermeras, y sobre todo a mis tres compañeras, que siempre tenían a bien las enfermeras a ponernos en la misma habitación, juntas. Reíamos y llorábamos, pero el rato de la quimio intentabamos pasarlo lo más «ameno» posible.

Después vino la operación. El 9 de mayo de 2017. Tumorectomía y vaciamiento axilar. Me extrajeron 21 ganglios, de los cuales, solo uno estaba inflamado. El 1 de junio de 2017 empecé con el Tamoxifeno y sus efectos secundarios………

Y llegó el día de empezar la radioterapia.  Recibí 33 sesiones. Cuando acabé no me quedaba piel, tenía que ir todos los días

a que me curaran, y ahí, curiosamente me vine un poco abajo, aunque pocas veces perdí la sonrisa.

Pero todo pasa, y ahora echo la vista atrás y me doy cuenta de todo lo pasado, de las persona que han estado a mi lado y siguen estando y me siento orgullosa, orgullosa de poder decir HE PODIDO CONTIGO, ESTOY VENCIENDOTE.

No sé si mi testimonio va a ser de mucha ayuda. Pero me ha hecho mucho bien contarlo.

A SEGUIR LA LUCHA!!!!!!

 

A %d blogueros les gusta esto: