Esta es mi Historia…

Hola, ni nombre es Lidia y actualmente estoy libre de bicho desde hace 2 años aproximadamente.

Os quiero ir contando poco a poco como ha sido mi experiencia y con ella poder ayudar a muchas más personas bonitas.

Si volamos dos años atrás os encontraréis con una chica llena de dudas, de miedos, a la que acaban de decir el día de su cumpleaños, TIENES CANCER, HAY QUE OPERAR, TENEMOS QUE LIBERARTE DE EL. Sí si, habéis escuchado bien, el mismo día de mi 29 cumpleaños. Sentada en el mismo hospital que tantos años antes me había dado la vida y en ese momento sentía que me la estaba quitando. Conforme el médico me daba la noticia no escuchaba nada, tan sólo veía como movía la boca y la mirada atónita de mis padres, que tener por seguro, de haber podido, se hubieran cambiado a todo momento por mí.  Reaccioné y empecé a escuchar mis opciones, una era una operación conservadora, y otra mastectomía, sin pensarlo ni dos veces, me vi rellenando el formulario para mastectomía, ya que no quería que volviera el bicho a visitarme en unos años por lo menos en ese pecho. Como bien se dice «muerto el perro se acabó la rabia».

En ese momento mi vida cambió por completo, y literalmente me sentí hundida, no entendía que estaba pasando, pero mucho más lejos de cuestionar todo lo que venía, a los dos días fui intervenida en el mismo hospital y bueno… el resto lo sabéis.

Me operaron un 22 de diciembre, ¡¡Día de la lotería Nacional!! y sí!! lo creáis o no… a mí me tocó la lotería y no me refiero a tener cáncer, me refiero a mi operación, aquella que me ayudó a estar más lejos cada vez de aquella mala noticia.

Una vez llegada a casa, mi vida siguió su curso, pausado, y recuperándome pero con paso firme.

Creo que todavía no era consciente de todo lo que venía…

 

Gracias mi vida por creer y por cuidarme tanto, fuiste y serás siempre mi apoyo incondicional.

Y a mi familia, papá y mamá que me disteis la vida 2 veces, me cuidasteis con mimo y me apoyasteis a cada paso que daba. Y hermana que decirte… que sin tí no tendría mi vida sentido, desde que naciste te has convertido en mi mitad y ahora ampliando con mi cuñado 😉

CONTINUARÁ…

A %d blogueros les gusta esto: