Entrevista en 7 Días Jumilla

Lidia Pérez Abellán es la impulsora de este proyecto junto con Mary. Los beneficios irán a parar a la Junta Local de la Asociación Española de la Lucha contra el Cáncer

Raul Molina/M.C.C.

La jumillana Lidia Pérez Abellán es un ejemplo de superación, emprendimiento y solidaridad. Hace unos años esta joven le ganó la batalla al cáncer de mama. Con 29 años, tal día como el de su cumpleaños recibe la noticia de que tenía cáncer, asegura que a partir de ahí “cambió su vida por completo”. En su lucha y con su testimonio llegó a ser portada del periódico La Razón junto a otras mujeres que habían pasado por la misma situación.
Tras su experiencia con la enfermedad, Lidia Pérez decidió crear la página notetapes.com., una web donde se reflejan testimonios de diferentes personas que cuentan cómo han vivido y sufrido el cáncer de mama. Como se puede leer en su cabecera es “Una red de personas bonitas” y cuya autora lanza mensajes realistas y de esperanza: “No somos un número, ni una estadística, tras el cáncer de mama hay personas, familias y compañeros de vida. Hay rostros de desesperación, de cambios y de estados de ánimo como una montaña rusa. Tras el cáncer de mama hay mujeres y hombres que les cambia la vida por completo, sumidos en contrastes constantes sin esperarlo. Juntos somos el reflejo de la esperanza y de sueños por cumplir”.

Símbolo de sentimiento y realidad

A raíz de este portal web, a Lidia Pérez le surge la idea de diseñar unos pendientes personalizados y artesanales que puedan simbolizar el sentimiento y la realidad que viven las mujeres que atraviesan por el trance de esta enfermedad. A lo que añade que este artículo se pueda vender, que sus beneficios tengan un carácter benéfico y se dediquen a la investigación del cáncer.
Así contactó con Mary, propietaria de Lamary (@lamary_shop), una tienda online de cuya unión nace “Las Virtudes”. Se venden al precio de 15 euros y sus beneficios irán a la Junta Local de la Asociación Española de la Lucha contra el Cáncer.
El diseño de “Las Virtudes” reflejan los pechos femeninos, en uno de ellos, en el centro aparece un corazón y en el otro, la cicatriz que queda tras una intervención. Unidos ambos símbolos podrían ser una cara, donde uno de los ojos hace un guiño de complicidad “a la vida”.
Los pendientes se pueden comprar por encargo, y pueden ser recogidos en la sede de la Junta local de la AECC, en calle Barón del Solar. En la primera semana, ya se han vendido más de 50 pares. Todo lo recaudado será entregado el próximo día 19 de octubre, coincidiendo con la celebración del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama.

“De sinónimo de muerte a ser un bache en el camino”

Dami Herrero, presidenta de AECC en Jumilla ha agradecido, en los micrófonos de Siete Días Radio, esta iniciativa “cualquier ayuda es bien recibida para la investigación del cáncer. Una enfermedad que ha pasado de ser sinónimo de muerte a ser un bache en el camino del que se puede salir con tratamiento”.
Preguntada por las mamografías de este año, Dami Herrero informó que “todas las citaciones están entregadas, se comenzaron a realizar el pasado 24 de septiembre y se prolongan hasta el 15 de octubre.
Las pruebas, como es habitual, se llevarán a cabo en el vehículo instalado junto al Centro de Salud con todas las medidas de seguridad y sanitarias marcadas por las autoridades.
El pasado año 2019, en Jumilla más de 1.400 mujeres acudieron a realizarse sus mamografías.

A %d blogueros les gusta esto: