Arancha, 41 años

Me llamo Arancha tengo 41 años.

Trabajo en una clínica de diagnóstico de imagen y el 5 de abril me hice una mamografía de control como me la vengo haciendo cada dos años, estaba trabajando , estaba bien, no tenia bulto ni nada que pudiese sospechar que esa misma tarde me darían la sorpresa de que el bicho estaba en mi pecho.

Tal como me hice la mamografía seguí trabajando y el médico que la vio ( compañero mío de trabajo) me dijo que tenía que hacerme una ecografía. Tal como me puso el ecografo en el pecho yo ya le vi la cara….

A partir de ahí, pruebas y más pruebas hasta que se confirmó lo que yo ya sabía. Carcinoma ductal  inflitrante  con ganglio centinela limpio de metástasis. Aún así se suman 4 sesiones de quimio, 15 de radio y 5 años de pastillas.

Soy fuerte, muy dura lo reconozco,  he empezado a trabajar aún dándome la radioterapia y aunque duele y cansa sigo empeñada en seguir trabajando en lo que me gusta. En casa lo hemos llevado lo mejor que hemos podido, tengo una hija de 9 años y debe de ver que su madre puede con todo, quiero enseñarle que hay que luchar, que la vida no es de color rosa ( como se empeñan) y que hay que venirse arriba siempre sin complejos.

Siempre ha hablado de mi enfermedad y mis miedos a todo el que me ha preguntado. Nunca me he ocultado ni lo haré .

Reivindico controles a partir de los 30.

Y creo que tuve una inmensa suerte el 5 de abril de este año al hacerme la mamografía.

He pasado un verano muy malo pero como se dice » siempre sale el sol».

A %d blogueros les gusta esto: